Genéricos

Una vez la sustancia activa para un medicamento específico es desarrollada y protegida, el titular de la patente se reserva los derechos de producción de dicha sustancia por los próximos 25 años. Sin embargo, una vez la protección de la patente expira, las distintas empresas farmacéuticas también puedan producir y distribuir este medicamento. Estas medicinas son denominadas como Genéricos.

Genéricos tienen la ventaja de ser considerablemente más baratos que la formulación original porque los costos para la investigación y el desarrollo ya fueron pagados para el producto original. Como la sustancia activa de los Genéricos es completamente idéntica a la contenida en el medicamento original, la terapia equivalente es garantizada. Además, la seguridad del remedio es asegurada por el constante desarrollo de los Genéricos.

Como los precios de las empresas farmacéuticas son bastante elevados para una gran parte de la población, la gente de Ghana, Ecuador o Filipinas no pueden sacar provecho de los avances el la farmacia y los nuevos fármacos. Por esta razón, todo año millones de seres humanos mueren por falta de acceso a medicamentos básicos. Los Genéricos representan una solución más sencilla y justa ante este problema.