Control de la calidad

La calidad de los productos farmacéuticos es de vital importancia para los pacientes.

Por esta razón, cada etapa de la cadena de suministro de los fármacos está controlada y certificada para garantizar los mejores productos posibles.

Los términos de referencia internacionales de autoridades responsables como por ejemplo la FDA (Food & Drug Administration / Administración de alimentos y medicamentos) y la EMA (European Medicines Agency/ Agencia Europea de Medicamentos) aseguran esa calidad, comenzando en la producción (GMP – Good Manufacturing Practice/Prácticas de buena producción) hasta la distribución (GDP – Good Distribution Practice/Prácticas de buena distribución).

Para nuestra compañía es absolutamente vital garantizar una alta calidad. Por lo tanto, todos nuestros productos tienen una certificación de calidad.

Algunas de las áreas críticas son almacenamiento, estabilidad frente a diferentes circunstancias ambientales y durabilidad de los productos.

Todos nuestros socios están debidamente certificados por las autoridades nacionales de los países correspondientes.

Mediante el empleo de sistemas redundantes superpuestos que garanticen la calidad entre nosotros y nuestros socios, creamos una estructura segura.